VIVE UN GRAN PRESENTE CON TAMBÓ TAMBÓ JUNTO A SU HIJO AGUSTÍN, QUIEN LO REEMPLAZÓ CUANDO ÉL SUFRIÓ UN FEO ACCIDENTE

(NOTA PUBLICADA EN MDT 150)

El año pasado Diego Mujica pasó las fiestas dolorido, con graves heridas y en medio de dudas sobre la continuidad de su carrera. Un año después, lo que se aprecia es su enorme entereza, el crecimiento de su banda (la histórica Tambó Tambó) y los grandes proyectos que le esperan en el 2020.

El 8 de diciembre 2018 Diego sufrió un accidente automovilístico que le ocasionó heridas en brazos, piernas y parte del cuerpo. Con él estaba su manager, Marcelo Kessel, quien hoy recuerda: “En el mismo momento del accidente, entrando a la clínica, me manda a llamar para decirme, Marcelo, la banda sigue. Yo no entendía nada. Y me decía: “Hablá con la banda, que va a seguir cantando Agustín”. Me lo decía con las heridas todavía abiertas y antes de entrar al quirófano. Para que tengas una idea de lo que quería a la banda y lo claro que la tenía con Agustín. Sabía que iba a ser su heredero arriba del escenario hasta que volviera a ocupar su lugar. Y no se equivocó para nada porque su hijo la rompió, con 17 años (cumplió 18 el martes 17 de diciembre). Agustín tomó la banda con 17 años recién cumplidos y la rompió. Diego está orgulloso de lo que hizo su hijo (foto). Y de lo que sigue haciendo, porque siguen cantando juntos”.

Para Diego fueron cinco meses de recuperación, con kinesiología dos veces por día, un esfuerzo sobrehumano. Su retorno a los escenarios fue en Bolivia. Estuvo un mes y, al regreso, se presentó en el Teatro Gran Ituzaingó.

Desde entonces ya no paró y todo fue en ascenso. Tambó Tambó revive sus grandes momentos, ahora para otras generaciones.

El 2020 será de mucho trabajo para Diego Mujica. Ya cerró contrato para ser coach y jurado en un reality destinado a descubrir nuevas voces en el principal canal de televisión de Bolivia, donde pasará toda la semana. Viajará a La Argentina los fines de semana para los shows de Tambó Tambó.

El presente de Diego Mujica es el premio a su enorme entereza. Por eso, fans y allegados coinciden en que realmente se merece todo lo bueno que le está pasando.