“CUMBIA DE LA CRUZ FUE UN SUEÑO QUE SURGIÓ JUNTO A LOS MISMOS MÚSICOS DE NOA NOA”, LE CONTÓ NICOLÁS MONZÓN A MDT

Una historia de lucha y dos países involucrados. Argentina y Bolivia unidas en la inspiración de un músico que comenzó su carrera en su patria y la desarrolló en otra que lo cobijó con generosidad.

Cumbia De la Cruz tiene mucho de todo eso. Porque se lo dio su historia. En su música hay inspiración, sentimiento, nostalgias, romanticismo. En su recorrido hay tesón, hay esfuerzo, creatividad para superar todos los escollos y esperanzas de conquistar nuevos públicos.

El líder de la banda es Nicolás Monzón, conocido cantautor. Para entender más sobre el gran momento que vive el grupo hay que remontarse a los inicios y es inevitable hablar de Noa Noa, que se formó en año 2000 en la zona norte del Gran Buenos Aires.

En un bar de Capital Federal, durante una gira del grupo por Argentina, Nicolás charló con MDT sobre historia y presente de Cumbia De la Cruz.

La nota está publicada en MDT 148.

Argentina ya no es la misma que él transitó en sus inicios como músicos. Aunque va y viene, ya no es lo mismo. Hoy está radicado en Cochabamba, Bolivia, junto con la banda y desde allí se proyecta al mundo. Argentina es una etapa más del salto internacional que viene dando Cumbia De la Cruz.

LOS SONIDOS DE ZONA NORTE

-Para hablar de Cumbia De la Cruz es inevitable hablar de la Zona Norte del Gran Buenos Aires, de los sonidos que recorren sus calles, sus radios y sus bailes. ¿No, Nicolás?

-Sí, totalmente. Porque el origen es Noa Noa, que se forma en el 2000. El proyecto comenzó con Emma Monzón, mi hermano, que fue inicialmente contactado por las personas que buscaban conformar el grupo. Unos meses después me sumé yo. Durante cinco años Noa Noa triunfó en la música tropical,  logrando trascender fronteras y llevar su música a diferentes países de Sudamérica. Si hablamos de las giras es inevitable hacer hincapié en Bolivia, ya que en este país se desarrolla un punto de inflexión en el grupo. Decidí radicarme en ese país cambiando drásticamente el modo de trabajo que teníamos hasta la fecha. Y a partir de ese momento solamente me sumaba a giras en Paraguay, el norte argentino y algunas que se realizaron en Europa. En 2008 dejé de trabajar definitivamente con la banda.

-¿Cuándo nace Cumbia De la Cruz?
-Ya en 2006. Fue un sueño que surgió junto a los mismos músicos de Noa Noa.

-¿Por qué ese nombre?

-Salió de varias ideas y no tiene un significado puntual. Durante años no tuvimos actividad. Hasta que varios años después decidimos retomar la idea y encarar todo de otra manera. En 2014 lanzamos lo que sería el primer éxito, que sirvió de llave para abrir muchísimas puertas. “Fue ella, fui yo”,   una re-edición que catapultó al grupo. La banda ya estaba conformada  netamente por integrantes bolivianos y con mi voz, manteniendo la característica principal de Noa Noa; es decir, la cumbia romántica.

-Ya no pararon.
-A partir de esa fecha cada canción que sacamos funcionó muy bien. El público nos aceptó y valoraron nuestras propuestas, como “Fue ella, fui yo”, “Quisiera”, “Te lo pido por favor”, “Si lo sé” y “No puedo olvidarte”.