La Diosa del verbo amar, como se la conoce, comenzó a grabar las nuevas canciones para su próximo disco.

Dalila entró a los estudios de Rekena Music para volcar al disco los temas que preparó en la cuarentena.

En una de las fotos se la ve con Marcelo Requena, dueño del estudio.

 Juntos son dinamita.