Lisandro Carret lo sabe y por eso repite los planos televisivos con ellas y sube las fotos en las que posa con todas o con algunas de las bailarinas de Pasión de Sábado (América TV), que lo tiene como conductor, junto a Marcela Baños.

Las chicas son amigas de él y se matan de risa cuando él les cuenta que en la calle, por las redes sociales o en las rondas de amigos, todos le hacen bromas sobre la cercanía que tiene con ellas.

Acostumbradas a todo lo que generan, las bellas bailarinas se divierten con las historias que se suceden a partir de fotos como ésta.