…como ocurre siempre después del verano, cuando baja la temperatura y pasa la locura del carnaval, se barajan varios cambios de oficina para artistas, muchos porque quedaron disconformes con sus representantes y otros porque se ven con potencial para aspirar a sitios supuestamente más importantes. Y el dinero siempre está en el medio de las jugadas. Habrá más noticias para este boletín.