MARCELO COSTAS, QUE RECORRIÓ EL PAÍS CON SU MÚSICA BIEN ALEGRE, FALLECIÓ POR CORONAVIRUS

La música tropical argentina despidió hoy a otro cantante que supo brillar en los grandes bailes del país y que alegró a varias generaciones con su música.

Marcelo Costas, más conocido como “Chupete´s”, fue un músico de Santiago del Estero que surgió en el esplendor de la música tropical con temas picarescos y de doble sentido, bien alegres, con sonidos novedosos que cautivaron a la gente.

Su primer gran éxito fue “Negra, dejalo salir”, que grabó en Córdoba y que se hizo muy conocido en el centro del país, hasta que el productor Tony Salatino (esposo de Lía Crucet) lo escuchó y le propuso al cantante que probara suerte en Buenos Aires.

Fue el inicio de un éxito fenomenal. “Chupete´s” (su apodo de niño) grabó para el sello Epsa e impuso “golazos” musicales que se escucharon en todo el país y en los limítrofes.

Fueron años de grandes momentos para él, con giras permanentes, con shows en los grandes bailes de Buenos Aires y de toda La Argentina.

Sus colegas y quienes lo conocieron destacaban su humor  jovial y permanente. El mismo que transmitía con sus canciones: “No quiero trabajar”, “Nadie muere mocho”, “Dejame dormir”, “La chusma”, “El gualicho”, “El juanca” (dedicado a Juan Carlos Lucena, dueño de varios bailes y lo que significó un homenaje a los locales de Buenos Aires), entre muchos otros.

También fue el autor de “Dejame dormir”, un tema que nadie dejaba de cantar y bailar al escucharlo.

El nuevo siglo lo encontró más sosegado, apegado a la familia y, luego, con algunos problemas de salud. Igualmente, seguía trabajando y volvió a sorprender con un tema que fue furor: “El chupachichi”.

Nunca dejó de trabajar. Siguió viajando, pero en forma más tranquila, y en todos lados encontraba gente que le agradecía por los momentos de alegría que vivía con su música.

Había nacido en Termas de Río Hondo, Santiago del Estero, en 1958.