LAS SIMILITUDES ENTRE EL CUARTETO Y LA MÚSICA BRASILEÑA; LAS REFLEXIONES DE UNA FIGURA QUE LLEVA EL ARTE EN LA SANGRE

-Y mira lo que son las cosas de la vida. Ahora estoy cantando cuarteto con la dirección de Badi, que es mi productor y mi amigo del alma. Estoy muy agradecido a él porque descubrí una faceta que no conocía. Cuando me lo dijo, contesté que estaba mal de la cabeza. Después me fue convenciendo y grabamos.

Igual estaba  asustado por lo que dijeran los entendidos. Él me contestó que hay monumentos a políticos, a militares, a Maradona, a Pelé y a Messi, pero que no hay ninguno para los críticos. Y tiene razón. Probamos con los temas y ahora estamos terminando el disco.

-Y estoy emocionado por los tres resultados. Es que, la verdad, el cuarteto tiene muchas cosas parecidas a la música de Brasil. Ya se conocen tres canciones que hicimos juntos: “Corazón herido”, “Rodrigo Superstar” (dedicado al Potro) y “Deborah.

-Nuestra música, la argentina y la brasileña, tiene similitudes. Siempre digo que hay un río que nos une y un puente que nos separa. Mi viejo me decía que en la vida hay que hacer puentes, no muros. Y la música no tiene dueño y no se entiende. Es como el amor, que es amigo del humor.

Cuando uno conquista algo lo hace con amor, con humor. Yo lo vivo así. Mi música es internacional. Grabamos con Jean Carlos  el tema “Amigo”, de Roberto carlos. Lo hicimos en ritmo de merengue, cuarteto y música brasilera. Lo llevé a Miami y a la gente le encantó

(CONTINUARÁ)