Heredó la pasión por el deporte de su padre, La Mona, y también tiene su propia banda de cuarteto

Nadie puede negar que por su sangre corre la sangre de Carlitos “La Mona” Jiménez, el rey del cuarteto. Porque Carli no sólo siguió sus pasos musicales y también es una de las figuras que protagoniza las noches de cuarteto en la ciudad de Córdoba. Además, sacó su pasión por el deporte.

La Mona siempre contó que, además de transpirar lindo sobre los escenarios, le gustaba hacerlo arriba de una bici y que para mantenerse siempre atlético se iba desde su casa hasta bien lejos de la capital mediterránea, meta pedal y pedal en las rutas y las alturas.

Después de su internación del año pasado, La Mona tomó con responsabilidad y pasión lo atinente a su recuperación y le pone entusiasmo a las sesiones exigentes de natación que le establecieron.

Carli sacó el espíritu deportivo de su padre y también salta y baila en los recitales con su banda. Además, entrena musculación en un gimnasio, hace ciclismo en alta montaña, juega al fútbol y corre.

En MDT 147 publicamos esta foto en la que se lo ve fresquito como una lechuga después de haber participado en un medio maratón en la capital mediterránea.