El cordobés es amigo de Damián Córdoba y de otras figuras de la música de su provincia

Julio Buffarini nació en General Cabrera, en el sur cordobés, y como todos los de esa provincia tienen un sentimiento especial por el cuarteto. Quien más, quien menos, sienten que ese ritmo los identifica.

Buffarini hizo las inferiores en Talleres y en la adolescencia y juventud desarrolló su pasión por el baile. Muchas veces vio a La Mona Jiménez, entre tantas otras figuras del cuarteto, desde abajo de un escenario, como un simple bailarín.

El fútbol lo llevó por otras latitudes, pero siempre vuelve a su Córdoba querida, donde quedan familiares y amigos.

Con el tiempo, los músicos también lo reconocieron a él. La relación se hizo par, porque “Buffa”, como lo llaman en el fútbol, pasó a ser un representante de Córdoba en otras latitudes y es motivo de orgullo para sus coterráneos.

Primero Talleres, Atlético Tucumán, Ferrocarril Oeste, San Lorenzo de Almagro, San Pablo de Brasil, Boca Juniors y la Selección Argentina lo vieron jugar.

Supo llevarle camisetas autografiadas a muchos de sus amigos cuarteteros, entre ellos La Mona Jiménez y Damián Córdoba, con quien se lo vio el fin de semana, los dos con sus parejas, compartiendo momentos lindos.

Cuando se casó Buffarini, uno de sus invitados especiales fue Damián Córdoba.

El técnico Gustavo Alvaro licenció el plantel el fin de semana, por el receso en el fútbol argentino debido a la gira de la selección nacional, y “Buffa” aprovechó para darse una vueltita por su amada Córdoba y escuchar en vivo un poco de cuarteto.