Fue uno de los pioneros del género, estilo guitarra

Juan Carlos “Banana” Mascheroni arrancó a lo grande, como cantante de Los del Bohío, la banda que creó la cumbia santafesina estilo guitarra. Fue en 1982. Dejó el grupo dos años después, tras grabar dos discos, y formó la propia, a la que bautizó Los del Fuego.

Los pioneros del género, aquellos que lo conocían de aquella época, recuerdan que él fue siempre el mismo: extrovertido, entrador y amiguero.

Con Los del Fuego pasó por todas las etapas. Durante años luchó con su grupo por imponer un estilo y fue sufriendo distintas separaciones. En Santa Fe logró reconocimiento, pero no tanto como el que obtendría en los 2000 en Buenos Aires, cuando inclusive se convirtió en cantante de culto para jóvenes de clase media.

Ni siquiera sus problemas de salud  lo alejaron mucho tiempo de la música. Parecía estar bien. Por eso la sorpresa de sus seguidores al conocer la noticia de su muerte, esta madrugada, en el hospital Fiorito de la ciudad bonaerense de Avellaneda.

Sufrió un paro cardíaco en pleno recital en una fiesta privada. Lo llevaron de urgencia al hospital Fiorito, donde se produjo su deceso.

Ya estaba prácticamente radicado en Buenos Aires, de donde salió todos los fines de semana para los shows en todo el país, pero nunca pasaba mucho tiempo sin volver a Santa Fe, donde estaba parte de su familia y la mayoría de sus amigos.

En Buenos Aires, siempre estuvo muy vinculado a la hinchada de Racing y de Arsenal (en este club juega en las inferiores uno de sus nietos).

Grabó más de 30 discos y tuvo participación en otros de colegas y amigos. Quedará para siempre como un emblema de la cumbia santafesina.