En MDT número 2, de febrero 2007, hablaba antes de un recital en vivo en Rimbo, de Quilmes

Juan Carlos “Banana” Mascheroni llevaba muchos años en la música y era bastante conocido en Santa Fe y en el sur del conurbano bonaerense. Sin embargo, todavía no había cumplido sus sueños grandes de recorrer el país con su música.

En febrero 2007, para el segundo número de MDT en los quioscos de diarios y revistas, hablaba antes de un recital en vivo en el ya desaparecido Rimbo, de Quilmes.

Y contaba que su idea era invitar a varios músicos fundadores de su grupo, Los del Fuego, que se habían alejado por motivos laborales (en momentos en que la banda no tenía muchos shows).  

“Banana” confiaba en tener una buena noche en Rimbo. En la zona sur del Gran Buenos Aires lo valoraban como uno de los grandes referentes de la cumbia santafesina. Es que había sido el segundo cantante de la formación que inventó el género, Los del Bohío, de Juan Carlos Denis. El primero fue Víctor “El Ratón” Duarte, que se alejó para crear Los Lamas. Entonces ingresó Mascheroni, quien al tiempo también quiso hacer su propio camino y fundó Los del Fuego.

Años después, Mascheroni cumpliría muchos de sus sueños. Los del Fuego se hicieron muy conocidos y superaron la barrera de una zona y hasta de un género. Visitaron todas las provincias. Ya no sólo tocaban en los bailes de Santa Fe y del conurbano sur bonaerense. Ya no sólo en los bailes de siempre, sino también en discos y en eventos muy importantes.

Banana Mascheroni falleció hace muy poco y dejó su marca en el género musical que lo vio nacer.