Locuras de los amigos, una de tantas, en las noches de Asia, de Adrogué, con Seba Mendoza y su familia como anfitriones.

El que no la pasó bien en el momento de la foto fue Chili Fernández, porque Román y Seba bromeaban con soltarlo.

“Ché, no jodan”, pedía El Chili, en medio de las risas de sus amigos y de quienes observaban la escena.