La foto es de julio 2017. El encuentro entre los tocayos Luis. Mario y El Gordo, quienes comparten la misma pasión por la música y un género que los cobija: la cumbia santafesina.

Charlaron un buen rato sobre distintas cuestiones de sus carreras y también sobre la vida en el interior. En eso también se parecen, porque ambos conservan sus costumbres. Mario, las de su querido San Genaro, en Santa Fe. Y El Gordo Luis, las de Zárate, en el norte del conurbano bonaerense, apenas a 100 kilómetros de la Capital Federal, pero con una vida totalmente diferente.