Algo que también extrañan los artistas en tantos días de cuarentena: el encuentro con los colegas y descubrir que el reconocimiento a los valores de cada uno están por encima de los géneros.

La foto muestra a Mario Luis y a Damián Córdoba, protagonistas de una noche de baile en Tucumán a pura cumbia santafesina y cuarteto.

Se encontraron, se saludaron, charlaron e intercambiaron los números telefónicos. “Hasta siempre, maestro”, dijo uno. “Sos un grande”, le devolvió el otro.

Ya volverán estos momentos.