El empresario Juan Carlos Ameri sonríe junto a la estatua de su tocayo Altavista, ubicada en la Avenida Corrientes, a metros de Callao, avenidas reconocidas de la ciudad de Buenos Aires.

El creador y director de Producciones del Norte (PDN), generadora de los principales eventos artísticos en el noroeste del país, se sacó esta foto como una manera de rendirle tributo a “Minguito”.

Ameri siempre valoró –como tantos argentinos- a aquel personaje creado por Juan Carlos Altavista que hacía reír con sus ocurrencias y a la vez, con cada comentario, llevaba al sano ejercicio de la reflexión y el análisis de las pequeñas y grandes cosas de la vida.