Los tres jugaban de local en Mambo, de Isidro Casanova, porque son artistas que se criaron en barrios de La Matanza, muy cerca del baile. Y esa noche había entre la multitud, allí abajo del escenario, mucha gente que los conocía de toda la vida.

Fue una noche especial para Mambo y para MDT porque esa noche se entregó a una distinción a artistas y representantes. Entre ellos, a Fideo, Gastón Calderón (entonces cantante de Yerba Brava) y a un joven que estaba ascendiendo en la cumbia: El Villano, hoy volcado al género urbano.

Las fotos se publicaron en la edición 57 (noviembre 2011).