Continuidad de la foto anterior. Algunos siguieron su camino y otros entraron a un bar a continuar la charla.

Fue el caso de Beto Godoy, Daniel Quevedo, Luis Salas y Alan Sabini, quienes al rato recibieron a Claudio Bas y su hijo Cristian, recién llegados de Córdoba y que andaban recorriendo oficinas amigas, programando artistas para la provincia y disfrutando de Buenos Aires.

Café y anécdotas de por medio, la tardecita se hizo noche y se prendieron las luces de la Avenida Corrientes. Esas que hoy se extrañan a la distancia.