Corría abril 2018 y Ulises Bueno decidió visitar el monumento que levantaron a Gary en su pueblo natal, Amboy, ubicado a 115 kilómetros de la ciudad de Córdoba.

Ulises andaba de gira por la zona y quiso conocer la estatua  del ex vocalista de Trulalá, una de las glorias del cuarteto.