Son dos de los fundadores de Ráfaga.

 La amistad y complicidad viene de aquella época en la que eran apenas unos adolescentes.

Hoy, con un largo camino recorrido en la música, tienen momentos para reírse de pequeñas cosas como cuando eran jovencitos o de sentarse a tomar un café, hablar de su vida y planear el futuro inmediato.

Ariel volvió hace un tiempo y está al frente del grupo como cantante. Mauro ya casi no toca en la banda. Es el productor musical y director general (agenda, proyectos, etcétera).