Se hicieron amigos en años vertiginosos, de mucho trabajo en la movida tropical, cuando Ariel era el cantante y líder de Pibes Chorros. El Polaco se sumó a la misma oficina (Junior Producciones) y se veían seguido.

La foto es de tiempo atrás, de antes de la cuarentena. Ariel, El Traidor, se encontró con su amigo El Polaco (ya convertido en mediático y figura recurrente de la televisión) y le pidió un autógrafo.

Como respuesta, su amigo lo estrechó en un fuerte abrazo.