Hay infinidad de fotos como ésta, juntos, apoyados uno en el otro. Antonio Ríos está muy orgulloso de la carrera que forjó su hijo Diego y éste está feliz por ser el heredero del “Maestro”.

Diego participa en cada proyecto laboral de Antonio y éste lo tiene en cuenta siempre cuando habla de música, de lo hecho y lo que hará.

Dos referentes de la música tropical argentina.