YA LO HABÍA CANTADO EN UN PARTIDO: FUE EN BOLIVIA, EN 2013, PARA LAS ELIMINATORIAS DEL MUNDIAL DE BRASIL

Aquella vez, su versión del himno no se vio en directo en La Argentina, como ocurrió anoche en la previa del Boca-Banfield (final de la Copa Diego Armando Maradona).

En marzo 2013, Ángela ya era muy conocida en la movida tropical, pero no al nivel masivo que se fue dando en estos meses gracias a su participación en el “Cantando 2020”, de Canal 13.

La Reina de la canción, en cambio, era muy popular en ese momento en toda Bolivia, donde brindaba conciertos masivos y era figura muy importante en la televisión de ese país.

Por eso fue elegida para cantar el himno argentino en el partido que jugaron Bolivia y Argentina por las eliminatorias para el mundial que se jugaría un año después en Brasil.

Muchos futbolistas de aquel plantel –cumbieros desde siempre- sí la conocían y la saludaron con respeto y cariño.  Los más bromistas le dijeron “Amiga traidora”, en referencia al tema que la hizo famosa, generando la sonrisa de ella.

Casi ocho años después, Ángela volvió a ser convocada para cantar el himno argentino en la previa de un partido importante.

Esta vez fue en el plano local. La final de la Copa Diego Maradona la tuvo como protagonista un rato antes que echara a rodar la pelota para la definición del torneo.

En La Paz, Ángela emocionó con su voz a unos cientos de argentinos presentes en el estadio de La Paz.

Esta vez, La Reina de la Canción, como se la conoce, tocó las fibras íntimas de millones de compatriotas que la vieron por televisión en directo desde sus hogares.

Ella también se emocionó mucho ayer, ya que fue el cierre de una semana de angustias y alegrías vividas en el “reality” de Canal 13.

Ángela y Brian Lanzelotta llegaron a la final del certamen (tras superar a Rocío Quiróz y Rodrigo Tapari en una terrible semifinal) y fueron vencidos por Cachete Sierra e Inbal Comedi por el voto telefónico.

Anoche, en San Juan, todas fueron alegrías para Ángela Leiva, reconocida ya como una de las grandes voces del país. Todo gracias a esa gran vidriera para ella que fue el “Cantando 2020”.

Nada que ver con lo ocurrido en 2013. Su emoción de entonces cantando el himno argentino en un estadio de fútbol tenía que ver también con que lo hacía lejos de la patria y con el dolor de que la mayoría de sus compatriotas no podían apreciarlo.