Miguel, cantante de Amar Azul, siempre destaca el trabajo de Karla en Ponny Producciones, la agencia artística que cobija al grupo. Ella no sólo atiende todo lo relacionado con la banda desde la oficina. También suele acompañarlos en las giras para que nada falle, todo salga como estaba previsto y los músicos sólo se ocupen del trabajo y del turismo (cuando pueden).