El show de Amar Azul como cierre de la segunda noche del Festival de la Independencia de Talca (Chile), ante unas 150.000 personas, tuvo un momento emotivo cuando el vocalista de la banda argentina, Miguel Ángel D´Annibale, se quebró ante tantas muestras de cariño y se puso a llorar al hombro de uno de los conductores del espectáculo.
Las secuencias eran emitidas en directo por la televisión nacional chilena y, por eso, no sólo emocionaron a los presentes. Millones de personas lo vieron en todo el país e inmediatamente las imágenes fueron tendencia en visualizaciones y comentarios en las redes sociales.
-¿Qué te pasó en ese momento, Miguel?- le preguntó MDT al cantante.
-Primero, que soy cristiano. Amo a Dios y a su hijo Jesús; segundo que abrí los brazos, cerré los ojos, levanté la cabeza y sentí que el amor y el cariño de la gente eran tan grandes que me agarró unas tremendas ganas de llorar y no lo pude parar. Y tercero, que me acordaba de mis padres, a quienes ya no tengo, y de mi familia, de cuánto la extraño, y se formó un combo tan grande de tristeza, pero tristeza alegre, no mala, y bueno todo eso hizo que mi corazón se aflojara. Aparte, me acordé de cuando fui a Chile sin ninguna compañía que me apoye.
(Parte de la nota con Miguel publicada en MDT 141. Encontrás esta nueva edición en los puestos de diarios y revistas).