LA ENTIDAD PROYECTA CONTINUAR CON EL CRECIMIENTO DE ESTOS MESES

En los discursos y en las charlas que se fueron dando en cada mesa. Lo que reinó en la cena de fin de año fue el clima ineludible de optimismo.

La Asociación de Representantes de Artistas de Argentina (ADRA) vivió una noche con muchas emociones después de casi dos años de pandemia.

Representantes artísticos, managers, productores y programadores se reunieron para despedir el año y en el brindis grupal sólo se pensó en el crecimiento de la entidad.

Hubo ante los socios un resumen de la comisión directiva de todo lo hecho durante el 2021 y los planes para el 2022.

Seis shows musicales animaron la noche, se entregaron certificados y carnet a más de 100 nuevos inscriptos y se vivió un momento de alto sentimiento con el video que rindió homenaje a los socios fallecidos en este año.  

Otro lindo momento fue cuando se oficializó el nombramiento vitalicio del socio Jaime Kass, quien colabora con la institución desde hace más de 30 años.

La unión hace la fuerza. Eso piensan los socios de ADRA y con ese sentimiento encaran el año que se aproxima.

/