HAY FESTEJO POPULAR EN TODO EL PAÍS, CON LOS GRUPOS TROPICALES COMO PROTAGONISTAS

En los corsos de cada región del país suena la música tropical argentina, ya sea con los grupos en vivo o con las grabaciones.

Ya es una marca registrada. La cumbia, en sus diferentes variantes, es sinónimo de alegría.

Para los grandes grupos, en esta fecha el epicentro está dado en el norte del país, que cuenta con carnavales muy arraigados en el pueblo.

En Salta, Jujuy, Santiago del Estero y Tucumán, especialmente, se mezclan las tradiciones europeas con las autóctonas, las netamente americanas.

Y las fiestas carnavalescas tienen otro colorido, otras explosiones de alegría, con el aporte de las tradiciones andinas.

Bailes, carpas, grandes festivales al aire libre, tienen el condimento de las grandes bandas tropicales sobre el escenario, en una conjunción con otros ritmos populares, como el folclore. Los artistas de ambos géneros conviven con naturalidad.

Igualmente, el carnaval explota, con las características propias, en los barrios del Gran Buenos Aires, en los de la Ciudad de Buenos Aires, entre las carrozas que desfilan por Entre ríos, Corrientes, Misiones y muchas ciudades bonaerenses; en los bailes y en los corsos cuarteteros de Córdoba y todo el centro del país.

Es tiempo de carnaval y es tiempo de música tropical.