La cantante Marcela del Prado, quien se iniciara en el medio con los tributos a la inolvidable Gilda, eligió MDT para contarnos a modo de primicia su retorno a los escenarios, mientras ya organiza distintas presentaciones en todo el país. Ex artista de Ricky Producciones, agencia a través de la cual surgió como C.F. en 2012, retoma su carrera con su verdadero nombre y vuelve a lo que fueron sus comienzos, aunque completamente renovada y con un vestuario muy similar a la cantante fallecida en 1996.

Cuenta Marcela que “este tributo es para mí como un broche de oro y un gusto personal que siempre quise llevar a cabo de la manera que lo estoy concretando ahora”. Con una trayectoria de casi 20 años, Marcela siente que está en su mejor momento como para brindar a todos los admiradores de Gilda “un tributo que, estoy segura, quedará en el recuerdo de todos. Le tengo mucha fe al trabajo que estamos realizando”.

También reiteró su agradecimiento al ser convocada para participar (como extra) en la película “No me arrepiento de este amor” y de otros documentales. Sostiene que “a la hora de tratarse de Gilda nada es casualidad y estas cosas que fueron pasando me convencieron aún más de concretar este nuevo sueño de interpretar a una grande de la música popular argentina”. Como cierre quiso remarcar que es una “agradecida a todas las personas que me han ayudado a transitar este camino. He llevado las canciones de Gilda incluso fuera del país y mi tributo lo considero único. No soy una imitadora sino simplemente una artista que ha sabido interpretar el espíritu de una cantante que hoy en día es considerada un mito popular y merece todo mi respeto y amor”.