“Hay que tratar de buscar la vuelta a lo nacional. En un momento quería hacer reggaetón, lo que se escucha hoy en día. Pero en los últimos meses dije no, estoy fallando a lo que me hizo crecer, que es la cumbia. Así que comprendí que tengo que estar con la cumbia hasta la muerte. Creo que los jóvenes deberían apoyarse un poco más en eso. Está todo bien con el reggaetón, el trap o el rap, pero tiran mensaje a la juventud que no está bueno. Ojo, cuando estaba en La Base también cantábamos a los fumancheros, a los borrachos. Pero uno crece y va aprendiendo. Hoy en día soy otra persona y veo todo diferente”.
Lo dijo Néstor Bordiola en la extensa nota con MDT 136. Una charla profunda, con sentimiento, del creador de un estilo que está de vuelta después de un largo alejamiento de los escenarios por un problema de salud.
Néstor ya está mejor y cuenta cómo va superando eso que lo afectó, que no se dio de un día para el otro sino que fue el resultado de un largo proceso.

Artículos Relacionados