La más joven cantante de la movida tropical demostró a propios y extraños que tiene pasta para el difícil circuito de trabajo en el que está. Nada la amilana. En las columnas de saldos,  de estos meses que lleva en el ambiente, todo lo suma al Haber y casi no piensa en el Debe. Siempre con buena onda, en positivo, Karen Britos va encarando lo que resta del 2018 y ya piensa en el verano 2019, que para ella llega con muchas novedades.

-¿Cómo te sentís en este momento de tu carrera: Satisfecha, insatisfecha, inquieta, contenta…?

-¡Feliz! Esa es la palabra que define lo que sentimos con mis músicos. Estamos contentos porque no esperábamos que con sólo el comienzo tuviéramos la buena onda y el recibimiento de la gente en todas las provincias.

-¿Cuánto meses van ya? Entonces, mucho mejor de lo esperado por vos.

– Desde que arrancamos con los shows con mi banda, ya han pasado 11 meses y hemos vivido cosas buenas y malas. Nos hemos acostumbrado a todo lo que nos ha pasado, obviamente, y por suerte son más las positivas que las negativas y una de ellas es que la gente rápidamente le tomó cariño a la banda y a todo lo que estamos haciendo. Les ha gustado nuestros show, nuestras canciones, y eso es algo increíble porque somos un proyecto nuevo en la movida tropical. Levamos muy poquito en comparación con artistas que hace años que vienen en el género. Y eso nos ha generado nuevos desafíos. Tenemos el compromiso de esforzarnos más para que al público le siga gustando lo nuestro y cada vez nos siga más gente. 

*La nota completa la encontrás en la edición impresa de MDT 138. Pedila en los puestos de diarios y revistas.