…”Casi nos matan, culeao”, le contó Bas a su amigo representante Alan Sabini, en su reciente visita a Buenos Aires. Volaron algunas piñas y empujones, pero padre e hijo zafaron porque salieron otros en su defensa, gente que no festejó pero que, al igual que ellos, son de Talleres y también estaban “camuflados”.

Artículos Relacionados